ActionAid is a global movement of people working together to further human rights and defeat poverty for all.

Ahora ya leo y escribo!

ActionAid apoyó el proyecto de Alfabetización a Mujeres adultas.  Carmen Alicia Pocop de Pérez, tiene 29 años.  Vive en casa de su suegra con su esposo y sus dos hijos varones de 5 y 2 años en la comunidad El Socorro, en la Costa Sur.

“De pequeña intenté ir a la escuela, pero por la pobreza de mi familia no lograba aprender.  Mi familia  me hizo aprender los oficios de la casa y por eso me dedicaba solo a cuidar de mi casa, mis hijos, la ropa, la comida. 

CUC nos informó que darían alfabetización a mujeres adultas. Yo me apunté rápido para alcanzar cupo. Me alegra que vieron que la mayoría de mujeres no participamos por temor a no saber leer ni escribir.  Comenzamos 23 mujeres, pero 11 no continuaron, regresaron a sus oficios en casa, así que 12 aprendimos a leer, escribir y matemáticas.  Recibíamos dos horas cada día por 6 meses”.

De acuerdo a información de CUC, en el área Costa Sur participan más de 1,020 mujeres en los proyectos apoyados por ActionAid y 60% de ellas no saben leer ni escribir, por tal motivo ActionAid y CUC trabajaron este proyecto.  ActionAid financió el pago de dos técnicos (maestros) por 6 meses.  Así mismo, se hizo la coordinación con CONALFA, Institución del Gobierno que coordina la alfabetización y lograron la asignación de los técnicos y un método de trabajo con adultos.

“Yo siempre había querido trabajar para ganar dinero y ayudar a mi familia.  Mi esposo trabaja en el campo y como ustedes saben si llueve o hay sequía afecta nuestros alimentos o el trabajo en el campo.  Lo primero que le preguntan a uno en un trabajo es si sabe leer o escribir o si estudió y ese siempre era mi obstáculo y temor.  Mi prima me avisó de un trabajo en un Municipio cercano, para cocinar en un restaurante, así que cuando me entrevistaron pude responder que estaba en mi curso de alfabetización, eso me ayudó a conseguir el empleo.  Estoy feliz porque ya puedo decir sí leo y escribo, además sé sumar, restar, multiplicar y dividir y esto me sirve mucho en el trabajo para hacer las compras en el mercado.  Un día a la semana me dan descanso, ese día lo dedico a mis hijos y cuando aún estaba en el curso, también lo dedicaba a mis tareas y repasar.  Ahora mi suegra cuida a mis niños de día y hace la comida, mientras yo salgo a trabajar.

Las mujeres debemos aprender no solo para saber escribir el nombre, sino para cambiar nuestras vidas, porque sí es posible.  Al saber leer y escribir uno defiende mejor sus derechos.

Ahora al buscar una dirección ya no me pierdo, puedo leer!!  También ayudo a mis hijos en sus tareas.  Gracias a ActionAid por cambiar nuestro pensamiento, por darnos a conocer nuestros derechos y por ayudarnos, yo quiero seguir aprendiendo y convencer a más mujeres que lo hagan”.