ActionAid is a global movement of people working together to further human rights and defeat poverty for all.

Caso: La lucha por la tierra

Fuerzas de seguridad tomaron por asalto 14 comunidades del valle Polochic la misma semana que las familias de Inup Agua Caliente fueron desplazadas, sembrando caña de azúcar y palma africana en lugar de los alimentos tradicionales. Un total de 769 familias fueron desalojadas de sus tierras, empeorando los problemas de hambruna y los niveles de pobreza.

Amalia Chocoj Choc, de 27 años de edad, debe escoger entre alimentarse ella o dar de comer a sus tres hijos. Su esposo fue asesinado por asaltantes en motocicleta en el 2012 cuando iba camino hacia su casa desde el pueblo vecino, a donde se había trasladado para buscar trabajo. La muerte puso más presión sobre la familia. 

File 20685

“Antes los hijos comían todos los días los tres tiempos,” dijo Chocoj Choc. “Ahora no tenemos que comer. A veces encuentro trabajo y a veces no.   Cuando vivíamos en nuestra tierra salía de la casa y agarraba banano, chile o todo lo que teníamos sembrado. Antes íbamos con su papá para cortar milpa, pero ya no podemos hacer eso. Ya no estoy ganando nada.” 

La desnutrición crónica en Inup Agua Caliente es 25 puntos por encima del promedio nacional de Guatemala, una nación donde el 50% de los niños sufre de desnutrición, uno de los niveles más altos de todo el mundo.

Las familias de Inup Agua Caliente se han visto forzadas a rebuscar comida, ocasionalmente encontrando bananos o pimientos que todavía crecen entre las gruesas filas de caña de azúcar en los cientos de manzanas que antes solían cultivar. En marzo del 2012 miembros de la comunidad peregrinaron ocho días para llegar a la ciudad capital de Guatemala desafiando el hambres, la lluvia y el sol ardiente para demandar que las autoridades les devuelvan sus tierras.  El Gobierno ha prometido comprar terrenos  y construir casas para las familias, pero no ha cumplido su palabra.